El aire acondicionado NO enfría ¿Qué debo hacer?

El aire acondicionado NO enfría ¿Qué debo hacer?
Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /customers/0/b/1/insotec-clima.com/httpd.www/wp-content/themes/dante/includes/plugins/aq_resizer-1x.php on line 91 Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /customers/0/b/1/insotec-clima.com/httpd.www/wp-content/themes/dante/includes/plugins/aq_resizer-1x.php on line 92

Son muchas las causas por las que un aire acondicionado deja de enfriar adecuadamente. Entre ellas se encuentra la falta de gas, un mantenimiento inadecuado en los filtros o un termostato mal configurado.  

Lo primordial es comprobar si la instalación del equipo se llevó a cabo de manera correcta. Partiendo de allí y dependiendo del resultado, podemos ir eliminando variables al respecto para luego identificar los problemas frecuentes que conllevan al mal funcionamiento del dispositivo.

¿Qué debo hacer si mi aire acondicionado no enfría?

Generalmente, cuando un aire acondicionado no enfría, tendemos a pensar que se trata principalmente de una fuga de gas. No obstante, es importante señalar que si la instalación del aire acondicionado se logró de manera efectiva, el gas no debería tener pérdidas significativas.

En este punto la opinión de un técnico profesional será necesaria. Sin embargo, conocer algunos problemas frecuentes puede ayudarnos a prevenir y solucionar complicaciones sin tener que gastar grandes cantidades de dinero.

Termostato o mando mal configurado

Aunque parezca difícil de creer, a veces un aire acondicionados no enfría debido a una incorrecta configuración del mando o termostato. Es por ello que se aconseja resetear el mando a los ajustes de fábrica para poder seguir los consejos del menú de inicio.

  • Asegúrese de tener puesto el aire acondicionado en frío y no en deshumidificador.
  • Espere de 5 a 10 minutos para que el equipo inicie su función habitual.

Si después de 10 minutos el aire acondicionado no enfría, entonces definitivamente el problema no es la configuración del equipo. En este punto, habrá que seguir analizando otras posibilidades.

Posibles fugas de gas

Como bien mencionamos anteriormente, las fugas de gas son un problema común cuando se trata de un aire acondicionado que no enfría. De esta manera, las fugas pueden encontrarse en la instalación frigorífica, en la unidad exterior o en la unidad interior del equipo.

Si bien es usual llegar a pensar que este tipo de problemas son normales, la realidad es que no es así. De hecho, un equipo correctamente instalado no debería presentar fallas, de manera que los errores de instalación son los que generalmente conducen a las posibles fugas de gas.

Existen dos formas de detectar fallas en un aire acondicionado que no enfría. El uso del manómetro es una de ellas, pero también es importante detectar los signos generales de un equipo “defectuoso”.

  • La tubería de cobre en la unidad exterior permanece congelada.
  • Se congela la unidad interior.
  • Gotea agua desde la unidad interior.

De identificarse dichas características en el equipo, el siguiente será comprobar las magnitudes básicas del aire acondicionado.

  • Temperatura in/out: 35º – 33º = 2º salto térmico.
  • Medición del consumo del compresor mediante pinzas amperimétricas: 2,2 A cuando debía rondar los 5,8 A. 
  • Presión de trabajo en baja: 0,5 bar cuando debería aproximarse a 4,8.

Una última prueba un tanto más radical se basa en colocar la máquina en marca y pinchar el obús de la válvula de servicio para analizar el comportamiento del gas.

Si el gas sale sin fuerza en vez de salir con un chorro a presión, quiere decir que existe una falla de gas en el aire acondicionado. Si este es el caso, será necesaria la opinión y la ayuda de un técnico especialista en aires acondicionados.

Problemas con condensador de arranque

Cuando uno de los condensadores de arranque no funciona, la unidad interior deja de actuar con normalidad. Para comprobarlo, será necesario analizar el comportamiento del ventilador y del compresor de la unidad interior.

De la misma manera, si revisamos la unidad exterior y el ventilador no funciona, probablemente sea porque el condensador esté averiado y por ende, el aire acondicionado no enfría.  

La manera de averiguar si el compresor se encuentra en buen estado es tocando las tuberías. Si las tuberías se encuentran a temperatura ambiente significa que el compresor no está funcionando.

Filtros sucios

La falta de mantenimiento en los filtros del aire genera complicaciones en la unidad interior del equipo. Recordemos que los filtros son capaces de optimizar el consumo y el funcionamiento de la unidad, por lo que la limpieza resulta una necesidad ante la constante actividad del sistema.

Unos filtros sucios pueden llegar a congelar la unidad interior, y como los problemas de goteo también serán frecuentes, será fácil determinar el origen del problema en este caso en particular.

Para solucionar este inconveniente será necesario limpiar el filtro del aire acondicionado. Lo habitual es que el mantenimiento se lleve a cabo cada seis meses aproximadamente.

Para ello se recomienda agua caliente y jabón, o productos antigrasantes. La limpieza debe realizarse con trapos húmedos en vez de cepillos, pues las cerdas de estos instrumentos pueden llegar a dañar el tejido del filtro.

Intercambiador interior o exterior sucios

Al igual que los filtros de aire, el mantenimiento del intercambiador interior y exterior es de suma importancia. Tomemos en cuenta que el intercambiador de la unidad interior se encuentra detrás de los filtros, pues su función se basa en mantenerlos limpios durante su actividad constante.

Un intercambiador interior sucio reducirá la presión del gas y bajará considerablemente el consumo eléctrico; lo que a su vez provocará que el aire acondicionado no enfríe.

Por otro lado, el intercambiador de la unidad exterior se encarga de regular y expulsar el calor al exterior. Por lo tanto, una unidad exterior sucia producirá una pérdida gradual en el rendimiento del equipo, lo que a su vez producirá fallas en sus funciones.

Para solventar esta problemática será necesario revisar los intercambiadores del equipo. De presentar suciedad, debemos iniciar el proceso de limpieza. Para esto si podemos utilizar un cepillo de cerdas blancas, pero con cuidado de no doblar las láminas del equipo.

Entonces… ¿Que hago si mi maquina de aire acondicionado NO enfria?

Si un aire acondicionado no enfría probablemente se deba a problemas relacionados con la configuración, el mantenimiento o la mecánica del sistema.

Reconocer las diferentes fallas que pueden afectar el funcionamiento del aire permite mayor dominio del equipo a futuro. Sin embargo, para cada caso en particular será necesaria la intervención y asesoría de un técnico especializado que reduzca factores de riesgo y optimice el tiempo de reparación significativamente.

¿Buscas un técnico de confianza? Contáctenos HOY! nosotros tenemos técnicos certificados en reparación y mantenimiento de maquinas de aire acondicionado; contáctenos hoy para programar una cita.

En estos artículos de nuestro blog pueden tener información de su interés:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies